EMLAB- Laboratorio de Microscopía Electrónica

------------ Dr. Domingo S. Liotta

Inicio | Recursos Humanos | Equipamiento | Servicios | Investigación y Docencia | Contacto | CICYTTP

Ernst August Ruska

 

Microscopio electrónico desarrollado por E. Ruska

 

Primer microscopio electrónico
Deutches Museum, Munich

Ernst August Ruska

Creador del primer microscopio electrónico

Ernst August Friedrich Ruska nació el 25 de diciembre de 1906 en Heidelberg, Alemania. Era el quinto hijo, de siete, del matrimonio formado por Elisabeth Merx y Julius Ferdinand Ruska. Su padre fue un reputado orientalista conocido por sus trabajos de historia de la ciencia del periodo islámico. Realizó estudios primarios en Heidelberg. Durante la primera gran guerra su hermano mayor Hans se suicidó. Erns comenzó sus estudios secundarios en el colegio donde su padre era profesor. Ahí ya mostró interés por los inventos eléctricos, lo que disgustó mucho a su padre. Después estudió electrónica en la Escuela Técnica de Munich entre 1925 y 1927 y en la de Munich entre 1927 y 1931, año en el que obtuvo el grado de ingeniero eléctrónico. Recibió formación práctica en Brown-Boveri & Co, en Mannheim, y en Siemens & Halske Ltd de Berlín. Mientras estuvo en Berlín empezó su interés en el alto voltaje y la tecnología de vacio.

Continuó estudios en la Universidad de Berlín donde obtuvo el grado de doctor en 1934 con un trabajo sobre las lentes electrónicas con distancias focales cortas, que fueron la clave para la invención del microscopio electrónico. Bajo la tutela de Max Knoll (1897-1969) y con otros estudiantes había estado trabajando en desarrollar un osciloscopio de rayos catódicos de alto rendimiento. Su primer trabajo científico, que desarrolló entre 1928 y 1929, consistió en el estudio teórico y experimental de la teoría de Busch del efecto de un campo magnético de una bovina de alambre a través del cual se hace pasar una corriente eléctrica, pudiéndose utilizar como una lente de electrones. Durante el curso de este trabajo comprobó que la longitud focal de las ondas podía acortarse mediante el uso de una cubierta de hierro. De ahí surgió la lente que desde ese momento se utilizó en los microscopios magnéticos de alta resolución capaces de detectar electrones. La primera fase de los trabajos de Ruska se desarrollaron en el contexto del crecimiento de la dominación nazi; Adolf Hitler llegó al poder en 1933.

Con el fin de captar fondos para continuar sus investigaciones y perfeccionar el microscopio electrónico, fue a trabajar a la empresa privada Fernseh Ltd, donde dirigió el departamento de receptores y transistores de televisión así como de células fotoeléctricas con amplificación secundaria. Allí estuvo entre 1933 y 1937. Con Bodon von Borries (1905-1956) fabricó microscopios de alta resolución cada vez más potentes en la empresa Siemens & Halske entre 1936 y 1937. Ese año crearon en Berlín el Laboratorio de Óptica Electrónica donde se fabricaron varios microscopios personalizados y entre ellos el conocido como Supermicroscopio Siemens.

Su hermano Helmut Ruska, que era doctor en medicina y que supo ver las ventajas que podía reportar el nuevo microscopio para la medicina, comenzó a utilizarlos para investigaciones de tipo médico y biológico. Convencieron a Siemens para que en 1940 creara un Instituto de Investigación y Desarrollo. Confluyeron científicos nacionales y extranjeros que en cuatro años publicaron dos centenares de estudios. En 1945 ya hubo 35 instituciones que fueron equipadas con un microscopio de este tipo.

La segunda guerra mundial interrumpió todos estos trabajos. Ruska no suscribió las ideas nazis y escondió en su casa de las afueras de Berlín a un trabajador de Siemens y su esposa judía durante los bombardeos a la ciudad. Como muchos científicos, al terminar la guerra, fue detenido y conducido a Inglaterra durante unos meses. Después regresó a Berlín. Posteriormente se reconstruyó el Instituto de Berlín y desarrollaron un nuevo modelo de microscopio electrónico, el Elmiskop I, que llegó a ser adquirido por más de 1.200 instituciones a mediados de la década de los años cincuenta del siglo XX.

Ruska también colaboró con otras instituciones que desarrollaban sus propios microscopios como la Politécnica de Berlín, donde obtuvo la capacidad para impartir docencia, la Academia alemana de Ciencias (1947-1948), la Facultad de medicina de Berlín, y desde 1949, como jefe de departamento en lo que después se llamaría Instituto Fritz Haber, del la Sociedad Max Plank. El 27 de junio de 1957 le nombraron director del Instituto de Microscopía electrónica después de que dejara su relación con la casa Siemens. Se jubiló el 31 de diciembre de 1974. 

Su obra le reportó premios y reconocimientos en vida. Fue nombrado doctor honoris causa de las universidades de Kiel, Módena, Berlín y Toronto. Perteneció a varias sociedades científicas entre las que figuran la francesa, japonesa e inglesa de microscopía electrónica.

En 1939 recibió el premio Senckenberg, de la Universidad de Frankfurt; en 1941 la Medalla Silberne Leibniz, de la Academia de Ciencias de Berlín; en 1960 el premio Albert-Lasker, de la American Public Health Association, de San Francisco; en 1968 la Medalla de Oro Diesel; en 1975 la Medalla Duddel del Instituto de Física de Londres; en 1983 la Medalla Albert von Gräfe; y en 1986 la Medalla Robert Koch, entre otros.

En 1986 compartió el premio Nobel de física con Gerd Binnig (1947-) y Heinrich Rohrer (1933-2013). El cincuenta por cien del monto económico del premio fue para él por sus trabajos en óptica electrónica y diseño del primer microscopio electrónico. La otra mitad para los otros dos por su diseño del microscopio de efecto túnel o Scanning tunneling microscope.

Antes de que Ruska presentara la patente de su microscopio se le adelantó Reinhold Rüdenberg, de Siemens, que se inspiró en los experimentos de Ruska. Ruska reclamó y obtuvo la prioridad. Rüdenberg trabajó en los Estados Unidos para la Radio Corporationof America.Ganó la patente del microscopio electrónico para los Estados Unidos. Murió en 1961.

En 1937 Ruska contrajo matrimonio con Irmela Ruth Geigis y tuvieron tres hijos. Al finalizar la segunda guerra mundial tuvo una relación con una empleada de Siemens; ella tuvo un hijo y después otro. La esposa de Ruska lo aceptó con naturalidad y cada año, en el cumpleanos de Ruska, que coincidía con la Navidad, se reunían las dos familias. Vivió para su trabajo. No solía llevar ni sombrero, ni guantes ni reloj. Tampoco llegó a familiarizarse con el uso del teléfono. Murió en Berlín el 27 de mayo de 1988.

 

José L. Fresquet Febrer
Instituto de Historia de la Medicina y de la Ciencia López Piñero
Universitat de València-CSIC
Noviembre de 2014

https://www.historiadelamedicina.org/ruska.html